Traducción libre de la publicación de VeryWellFit

La feliz pareja posa tras su pérdida de peso antes de subir al altar.

Una pareja británica de Bristol llevó el término “dieta de boda” a un nuevo nivel, perdiendo casi 90 libras antes de su matrimonio. Lee Coggins, el prometido, pesaba 160 libras, ¡mientras que Kim James pesaba 125!

De acuerdo con el Daily Mail, ambos solían comer comidas muy grasosas como pan de ajo, pizzas grandes, helados y chocolates, todo regado con cerveza y vino para la cena.

James dijo que sintió una revelación después de ver una foto de ella con su futuro esposo y sus dos hijas, una de las cuales era recién nacida en ese momento, y se sorprendió por la imagen. Ella se negó a mostrar la foto a nadie debido a la vergüenza.

“Siempre supe que tenía sobrepeso, pero hasta que vi la foto no me di cuenta de lo mal que estaba”, dijo James. “Lo más difícil fue ver una foto con mis dos hijas, una de ellas recién nacida. “

James dijo que muchos de sus invitados a la boda ni siquiera reconocieron a la pareja.C